2007 en Japón… Y vuelta

2007年東京に住んでいました・・・今もうスペインに戻りました。 We lived in Tokyo in 2007… Now we are back in Spain.

Archivos en la Categoría: Encuentros

Rectificando

O mejor dicho, actualizando.

En el post anterior se quejaba Biru-san de que aquello de que el pollo-parchís no había ganado nunca ninguna partida no era cierto. Así que le dedico este post para actualizar la información, ya que si bien hasta aquel momento no le habíamos visto ganar nunca, hace un par de semanas obró el milagro.

biruparchis

Se ve que la conjunción Biru-san + pollo-parchís, sumado al hecho de jugar en casa, fue muy provechosa para ambos pollos, que no hicieron otra cosa que ganar y ganar durante toda la tarde.

Biru-san nos invitó a su casa a pasar la tarde, y allí que fuimos, Zamudio tropical, nuestra amiga Eli y yo. Empezamos jugando al juego ése de preguntas de la Wii, y nos ganó no una, sino dos veces, a los tres. Aunque reconozcamos que yo me quedé cerquita, ¿eh, Biru? No os penséis que el juego trata solo de contestar preguntas, porque además de vez en cuando te hace bailar por toda la habitación y cosas así. Pero en fin, sea porque Biru es muy listo, o porque ya se sabe todas las preguntas (una duda que siempre nos quedará), nos ganó. Aquí la prueba:

biruparchis

Después de tanta victoria, se quedó con ganas de más, y tocó el turno al parchís. Y aquí ya con el patrocinio del pollo-parchís, Biru-san volvió a ganar. En honor al pollo posó para nosotros como todo el campeón que fue aquella tarde:

biruparchis

Ale, rectificado queda. Y Biru, mejor no insistas más que tengo material gráfico muy comprometido. ^________^

Restaurante okinawense · 沖縄料理レストラン · Okinawan restaurant

Hace poco quicoto nos contó su experiencia en un hanami durante su reciente viaje a Japón. Como nosotros también estuvimos por allí en las fechas del florecimiento de los cerezos, cabría pensar que también tuvimos oportunidad de participar en algún hanami (contemplar las flores).

Es común, como ya sabréis, organizar almuerzos o cenas en los parques, bajo los árboles en flor, con los amigos, familiares o compañeros de trabajo.

Resulta que como fuimos con la agenda algo completa, y que los hanami se organizan un poco “sobre la marcha”, en función de cómo van floreciendo los árboles, nos invitaron a dos hanami pero no pudimos ir a ninguno.

El día en cuestión, un sábado, habíamos quedado por la mañana con una amiga del laboratorio de Arandelaさん y por la tarde con otro amigo del laboratorio también. Durante los días anteriores, los otros compañeros del laboratorio planearon organizar un hanami para ese sábado por la tarde y nos invitaron, pero como habíamos quedado con nuestro amigo, no pudimos ir. Por otro lado, dicho amigo nos invitó a otro hanami que iban a organizar por la mañana, pero como habíamos quedado con la amiga, tampoco pudimos ir.

Así que después de este pequeño jaleo, nos quedamos sin hanami. Bueno, aunque esto no quiere decir que no viéramos los cerezos en flor, porque paseos por los parques sí que dimos y pudimos disfrutar de las flores.

Peeero, durante este día tan ajetreado, no creáis que no lo pasamos fenomenal también con nuestros amigos. Aparte de charlar y ponernos al día con ambas de nuestras citas, por la tarde nuestro amigo nos invitó a cenar a un restaurante de comida okinawense, uno de sus sitios favoritos.

okinawanrest

Él tenía muchas ganas de ir, ya que acababa de pasar un año en Estados Unidos y tenía ganas de comer la deliciosa comida que sirven allí, y además le hacía ilusión llevarnos.

El local es muy entrañable, pequeñito, de madera, y todo decorado con posters publicitarios y de películas antiguas. Nada más entrar nos gustó un montón.

okinawanrest

okinawanrest

En cuanto a la comida, después de preguntarnos si nos gustaba ésto o aquello, y nosotros decir que prácticamente nos gustaría todo, eligió por nosotros algunos de sus platos favoritos. ¡Tengo que decir que estaba todo buenísimo!

No voy a saber deciros exactamente el nombre de todo lo que comimos (y seguro que se me olvidan cosas), pero entre nuestros platos tuvimos:

– Ensalada, el plato de abajo en el centro.

– Goya-champuru (el plato de la izquierda): champuru es un plato típico de Okinawa, que es más o menos como un revuelto con verduras, tofu y en este caso, también goya, o melón amargo, una hortaliza característica de la zona.

– Ostras fritas, el plato de arriba en el centro.

– Un plato de ternera guisada y picante, cuyo nombre no recuerdo.

– Un sashimi absolutamente delicioso, muy fresco, de un pescado cuyo nombre tampoco sé, pero que estaba tan bueno, que repetimos… Es el plato que está más a la derecha en la foto, ¡pero ya no quedaba sashimi!

– Helado de patata dulce de postre.

– De bebidas, yo tomé té de jazmín, y los chicos tomaron cerveza japonesa.

okinawanrest

Nosotros nos quedamos encantados con la comida, el restaurante, las camareras… Y nuestro amigo también muy contento porque nos hubiera gustado.

¡Fue genial!


友達は沖縄料理レストランに連れて行きました。

所は大好きでした。小さくて快適な(かいてきな)木製(もくせい)の場所でした。 店員は非常に親切でした、そして、お料理はとても美味しかったです!

友達はいくつかの非常に美味しい皿を勧めました。

面白かったです。友達とお喋りと美味しい食べ物を・・・楽しかった!

本当にありがとう!


During our trip a very good friend took us to an Okinawan restaurant.

We really liked the place. It was a small and comfortable wooden restaurant. The staff was very friendly, and the food was sooo good!

Our friend suggested some very delicious dishes. We really loved them.

We had a very good time. Interesting talk with a good friend and also good food! It was great!

Thank you so much!

Hongo 5 chome · 本郷5丁目

Éste era el barrio tokyota en el que vivíamos. Está justo al lado de la universidad de Tokyo, y como durante este viaje hemos hecho muchas visitas, hemos estado bastante por esa zona.

Aparte de visitar a los compañeros y profesores del laboratorio de Arandelaさん y a mi sensei de japonés,  quedamos con nuestros ex-vecinos, un joven matrimonio con un niño de dos añitos y medio.

El día de nuestra cita estuvimos paseando por el recinto de la universidad, que estaba todo muy bonito con los cerezos en flor y demás. Tuvimos la suerte de que, aparte del frío, hacía buen tiempo, así que pudimos andar tranquilos por allí, y el niño, que está hecho un terremoto, pudo correr a sus anchas por aquí y por allá. Lo pasamos muy bien, intercambiamos omiyages y nos pusimos al día charlando.

Aunque ya nos habíamos despedido hasta, por lo menos, otro par de años después, la casualidad quiso que nos volviéramos a encontrar.

Resulta que también nos apetecía visitar a los carniceros de nuestro barrio. Para que os hagáis una idea, a pesar de estar a unos 200 metros de unas calles bastante transitadas, nuestro barrio era muy tranquilito y tenía las típicas tiendecitas pequeñas abiertas a la calle. Como cuando vivíamos allí pasábamos todos los días por delante de la carnicería, el carnicero, un abuelete muy majo, nos saludaba y a veces hasta nos hablaba un poco, aun a sabiendas de que probablemente le entenderíamos poco.

Creo recordar que a Arandelaさん le preguntaba siempre si tenía vacaciones, pero el  pobre Arandela tenía pocas vacaciones por aquel entonces… La vida de los científicos es dura, y más en la Todai…

Así que pensamos en ir a visitarle ese mismo día que quedamos con nuestros vecinos, ya que estábamos por allí, pero resulta que al pasar no encontramos a nadie, así que decidimos volver a pasar otro día, ya que aun nos quedaban visitas por allí.

El día que volvimos a acercarnos ya les encontramos allí, al matrimonio de abuelillos y su hija, que también trabaja allí. Charlamos un rato, a nuestra manera y más o menos nos entendimos. Les llevamos un omiyage, y la señora nos sacó un regalito también a nosotros (cuando nos fuimos de Tokyo la vez anterior y fuimos a despedirnos, fue igual; aunque no supiera que íbamos a ir, siempre tiene algo que ofrecer). Seguíamos inmersos en intentar entendernos unos a otros, cuando de pronto oímos detrás nuestro un “Ora!”, y resulta que era nuestra vecina con el niño que volvía de hacer un recado.

Estuvimos un ratito más charlando todos, y entonces nuestra amiga nos invitó a ir a su casa a pasar el resto de la tarde. Una de las cosas buenas de nuestro viaje a sido que, como sabíamos que íbamos a quedar con mucha gente, nos quedamos en Tokyo, así que andábamos más tranquilos para improvisar y poder apuntarnos a invitaciones como ésa. Así que enseguida accedimos a ir.

El carnicero, al oír que íbamos a ir a casa todos juntos, nos dijo que esperáramos un momento, y al rato apareció la hija con un par de bolsas con “otsumami“,  o sea, cosas para picar para la merienda, ante nuestra sorpresa. Allí, en la carnicería, además de vender carne cruda también preparan algunas cosas cocinadas como alitas de pollo, croquetas, etc. Éstas fueron algunas de las cosas que iban en las bolsas, además de unas latas de cerveza y una botella de té o café con leche, no recuerdo bien.Ya me diréis si no son majos los carniceros de nuestro barrio…

Nos despedimos de la familia tan contentos y fuimos a merendar con nuestra vecina y jugar con el niño, con los que pasamos el resto del día tan a gusto en casa.

Así que como podéis ver, en parte, nuestro viaje ha sido como “volver a casa”.

sakura


本郷5丁目は住んだ所です。

旅行に本郷に何回も行きました。東大はあそこにあります。東大の先生と友達に会うつもりでしたから、しばしばに行きました。

そして住んだアパートのとなりの友達に会いました、ゆみちゃん。私たちは彼女、彼女のご主人、および彼らの子供と共に楽しみました。

再び(ふたたび)偶然(ぐうぜん)彼女と子供に会いました。 アパートの近くの肉屋さんを訪問しに行きました。 彼らは、親切な老夫婦(ろうふうふ)と彼らの娘(むすめ)です。彼らとお喋りしたときに、ゆみちゃんは子供と一緒に来ました。

そして、彼女は私たちを家に招待(しょうたい)しました。時間がありましたから、行きました。行く前に、肉屋さんからおつまみと飲み物をもらいました。びっくりしました!本当にとても親切な家族ですね・・・

それで、 友達と一緒に楽しました。子供は本当にかわいいと元気です。うれしかったです。


Hongo 5 chome was our neighborhood in Tokyo when we lived there.

During last month’s trip, we visited this place a lot. The University of Tokyo is located there, and as we visited the professors and many friends, we went often to Hongo.

We also met our neighbors. They are a couple with a small child. We enjoyed with them on this first date, but, by chance, we were able to meet again another time.

We had decided to visit our neighbors’s butcher. The butcher’s close to our apartment is owned by a nice old couple and their daughter. So we were over there visiting them and chatting a bit, when suddenly our neighbor came with the child. We stayed there talking all together for a while, when she invited us over to her home.

We had time and we wanted to go, so we did. Before leaving, the butcher gave us some food and drinks, to share at her home. We were very surprised. The butcher’s family is really very nice, don’t you think?

So then we spent the rest of the day with our friends at home. We enjoyed a lot talking and also playing with the boy. He’s really cute and healthy. We were very happy to spend more time with them.

900 km · 900キロ

900 kilómetros son los que hemos recorrido en total este fin de semana.

Ferreira

¿Para qué? Para visitar a nuestra amiga Núria y conocer su pueblo, Ferreira, que está en Lugo. No fuimos solo nosotros, sino que coincidimos allí con neki, quicoto y Jhandris. Así que aquello se convirtió en una mini-quedada nipobloguera.

Coincidía además que este fin de semana la familia de Núria organizaba su calçotada anual, a la que nos invitaron. De esta manera nos encontramos allí, en un pequeño pueblo gallego, comiendo comida catalana, con lo que ¡todo eran novedades!

Ha sido un fin de semana muy entretenido, hemos hecho tenido experiencias diferentes a las habituales, hemos probado comidas muy ricas y lo hemos pasado muy bien.

Nosotros no hicimos demasiadas fotos de la comida, los calçots y demás, (animo al resto de asistentes a que nos enseñen las suyas ^__~), pero Arandelaさん sí que hizo algunas durante nuestras visitas guíadas por el pueblo.

¡Muchas gracias a todos porque lo pasamos fenomenal!

Ferreira

Ferreira

Ferreira

Ferreira

Ferreira


週週末に900キロ運転しました。

どうして?Nuriaさんを訪問しに行きました。彼女わガリシアに住んでいます。ガリシアはスペインの北西(ほくせい)の地域(ちいき)にあります。私の町から450キロがあります。

他の友達もあそこに行きました:nekiさんquicotoさんJhandrisさん。あそこNuriaさんと彼女の家族は美味しい食べ物を料理しました。本当に楽しました。

面白かったです!皆さん、ありがおつございます!


This weekend we visited our friend Núria. She lives in a small town in Galicia, which is situated at the northwestern part of Spain. It’s 450km far form our town.

Other friends visited Nuria too: neki, quicoto and Jhandris. So we all had a good time there. Nuria and her family cooked delicious food and we were invited too.

We really enjoyed a lot. Thank you everyone!

Visita

El domingo llegaron unos amigos de vacaciones. Van a pasar quince días aquí. La primera semana visitaremos Tokyo, y la segunda iremos a pasar unos días a Kansai. En nuestra visita al oeste, empezaremos por Hiroshima. Después iremos a Osaka, donde estableceremos el campamento base, para desde allí ir a diferentes sitios.

Como andamos todo el día de un lado para otro, supongo que tendré el blog un poco abandonado. Pero a la vuelta ya contaré cosas nuevas.

日曜日友達はスペインから来ました。二週間ぐらい日本にいます、今週東京に、来週関西「かんさい」に行きます。最初に「さいしょに」広島「ひろしま」に行って、それから大阪に行きます。

今ちょっと忙しい「いそがしい」ですから ので、ブログにあまり書けません。

またね!!!

 

 

KDD en Tokyo

El sábado se celebró la cuarta quedada de blogueros hispanohablantes en Tokyo. Fue organizada por Kirai. La quedada oficial era a las nueve, pero algunos quedamos antes, a las seis, para cenar.

Fue una buena ocasión de conocer a gente nueva y reencontrarse con algunos que conocimos en la quedada de Osaka.

Aquí os dejo algunas fotos.

En la primera están Ale, David y Pablo decidiendo qué pedir para cenar.

KDD Tokyo

Aquí tenemos a Inma y a Gonzalo, una pareja que casualmente se encontraban en Tokyo de vacaciones, y a Iñigo.

KDD Tokyo

Inma, Patri, y por detrás Oskar,

KDD Tokyo

Un grupito posando para la foto…

KDD Tokyo

David contando… ¡vaya usted a saber el qué!

KDD Tokyo

Y aquí tenemos una pequeña divergencia de opiniones… ¿arriba o abajo?

KDD Tokyo

Si queréis ver más fotos, podéis hacerlo aquí y podéis leer más comentarios sobre la quedada a partir de aquí.

Vuelta de las vacaciones

Bueeeno, pues ya hemos vuelto de nuestro pequeño viaje por Kansai. Con pena de no haber tenido más tiempo para ver más cosas, y eso que no hemos parado. Espero que más adelante podamos ir de nuevo a visitar más lugares.

Nuestras vacaciones han consistido en conocer algo de Osaka (donde nos hospedábamos) y Kyoto. En cuatro días poco más se podía pedir. Como decía, hemos visitado bastantes puntos de interés, así que iré poniendo las fotos y contándolo todo poco a poco.

Para empezar os cuento que tuvimos la suerte de coincidir con una quedada de hispanohablantes en Osaka, así que allí que fuimos. Estábamos agotados después de todo el día caminando por ahí, pero aun así disfrutamos un montón de la cena y conocimos a mucha gente, todos ellos muy majos.

La cena la organizó Flapy, un chico que vive en Nara, con la idea de hacer una quedada a la que pudieran asistir las personas que viven por Kansai, ya que todas las quedadas que se han hecho hasta ahora han sido en Tokyo y a veces es difícil poder venir aquí. Así que nosotros, junto con otros dos chicos, Javi, que vive en Yokohama, y Óscar, también de Tokyo, nos “colamos” aprovechando que andábamos por allí.

Estuvimos cenando en un izakaya, que es un típico bar o restaurante japonés. La reserva se hace para unas dos horas y es nomihodai, que significa que durante ese tiempo puedes beber todo lo que quieras. Nosotros al final estuvimos más de dos horas, hasta que más o menos “nos echaron”, porque ya nos pasábamos bastante del tiempo. Aun así, se nos hizo corto, ya que al ser tanta gente no pudimos conocer bien a todos.

Esta es la foto de nuestra mesa:

KDD Osaka

En la foto estamos Kanako, Eri y Do-chan, tres amigas japonesas de Flapy, Javi, Yito y Vito (una pareja que vive en Kobe), Óscar con dos amigas, Ana y Susana, que formaban parte de un grupo que ha venido desde España a visitarle, y nosotros dos. Todos ellos nos parecieron gente muy simpática con la que pasamos una buena velada.

Al resto de los asistentes a la cena seguro que los podréis ver en el blog de Flapy, que ya está intentando recaudar las fotos de todas las cámaras que había por allí.

Ryoko en Tokyo

El otro día tuvimos un agradable encuentro. Estuvimos tomando un café con Ryoko, nuestra profesora de japonés en España, en una cafetería cerca de casa.

La semana pasada me envió un e-mail diciendo que estaba en Japón y que podríamos quedar un ratito. Fue una gran sorpresa, y nos hizo mucha ilusión poder verla y charlar con ella.

Ryoko en Tokyo